Ruta Vega de Pas-Estación de Yera-Vega de Pas

14,93 km FACIL - 5 horas 42 min.

Esta ruta la hemos realizado partiendo del pueblo de Vega de Pas y una pequeña variante el la bajada, atravesando un tunel, Descripción de la Ruta:http://www.rutasytracks.com/ Partiendo desde El Campiazo y muy cerca de su última cabaña, tomamos un sendero que entra en el valle, pasando por un grupo de cabañas situadas junto a la abandonada estación de Yera. Desde aquí se podría hacer otra pequeña ruta, un corto paseo de 3 Kilómetros que sigue el antiguo recorrido del tren hasta la boca del túnel de la Engaña. Pero en este caso ignoraremos ese recorrido para seguir por nuestra ruta y atravesar por un puente el río Yera que nos acompañará hasta el final del viaje. El río Yera y el Aján se unen y poco después alcanzamos El Avellanal, zona salpicada de las típicas cabañas pasiegas. Siguiendo siempre en las misma dirección veremos un par de puentes de piedra sobre el río. En un momento del recorrido el sendero trepa hasta la carretera, por la cual debemos caminar unos 200 metros antes de abandonarla de nuevo, dejando a la izquierda Sel de la Canal, otro asentamiento de cabañas en torno al río. Tenemos la opción ahora, dependiendo de si continuamos por la carretera o el sendero paralelo, de atravesar el río sobre el último puente de piedra. La última etapa de esta ruta se hace por una confortable pista que nos guía por una pendiente inclinada a Vega de Pas, donde podremos visitar el pueblo, su plaza, degustar sus sabrosos platos tradicionales, sobre todos sus famosos postres: los sobaos y las quesadas pasiegas. Incluso podemos acercarnos hasta el Museo de las Tres Villas Pasiegas, donde podremos comprender un poco mejor como viven los pasiegos en las cabañas como las que hemos visto en nuestro recorrido; ya que este museo es una fiel construcción de una de ellas, y en él se exponen útiles, herramientas y se hace un poco de historia de este fascinante pueblo. Desde la plaza del pueblo, por una carretera a la izquierda de la iglesia, se accede al barrio de Pandillo, en el que podremos encontrar uno de los paisajes pasiegos más típicos, con su tapiz verde y sus pétreas cabañas resguardadas tras sus muros.